Movimiento TENS, “cuando la paciencia se acaba”, por Cristian Delgado Carrasco

Este ha sido un año duro para todos y todas, un año que cada vez que tratamos de levantarnos, viene algo que nos hace recordar lo frágiles que somos. Este año nos tocó una pandemia mundial, donde la primera línea ha estado representada por el personal de salud, quienes día a día arriesgan sus vidas buscando soluciones para combatir la batalla contra el Covid-19, pero ¿Está todo el personal de salud trabajando bajo las mismas condiciones?

Hace unos días ha comenzado a crecer un malestar que llevan por años aguantando los Técnicos en Enfermería (TENS), quienes actualmente no se encuentran incluidos en el Código Sanitario, debiendo optar a cupos más genéricos, como auxiliar de enfermería o técnico paramédico, los que prácticamente no existen en la enseñanza de la salud.

Esto ha provocado un descontento generalizado en el gremio y con mucha justificación, ya que pese a estar en la primera línea, son considerados como personal de apoyo. Al no tener respuestas a sus demandas han comenzado una movilización que en parte se debe al poco reconocimiento a su labor, pero también a la desprotección que sienten con respecto a su vida laboral, tomando como hecho el lamentable caso de la violación sufrida a una tens en una residencia sanitaria en Punta Arenas.

Las y los técnicos en enfermería deben ser reconocidos en el Código Sanitario, deben tener las garantías necesarias para poder realizar su trabajo, ya que son los que están a cargo del cuidado total de los pacientes que ingresan por Coronavirus a los centros de salud, son los que realizan la higiene, entregan los medicamentos respectivos, cuidan y entregan ese vital apoyo a los enfermos.

Hoy urge ponerse en el lugar de aquellos que arriesgan sus vidas por velar por nosotros. Aún estamos a tiempo, no esperemos que venga un paro nacional de TENS para comenzar a trabajar.

A %d blogueros les gusta esto: